sábado, 16 de enero de 2016

El baile como profesión

A lo largo de la vida todo el mundo se encuentra con algún profesor que lo marca para siempre. Algunos lo hacen porque ayudan a sus alumnos a salir adelante de algún problema personal. Otros porque hacen que a sus alumnos les guste alguna asignatura en especial. Pero muchos dejan su marca.

En el caso del baile, no iba a ser diferente. Ellos tienen también historias que contar, y es muy interesante saber qué opinan del baile y cómo llegaron a ser profesores.

Los primeros entrevistados fueron Pedro García Hurtado e Irene Valcárcel Pérez, dos profesores de 34 y 29 años respectivamente que dan clases en su propia escuela.

Pedro

1. Estudios de baile 

Realicé un curso de profesores de bailes de salón y ritmos latinos que consta de 18-19 bailes hace dos años en la escuela Orthos, que está situada en Alicante. 

2. ¿Cómo empezaste en el mundo del baile?

Porque mi ex pareja se apuntó y me inscribí con ella por probar.

3. ¿Qué te aporta?

Ahora mismo todo, el baile es mi vida. Es a lo que me dedico: me levanto pensando en el baile, preparo las clases del día, etc.

4. ¿Cómo ves el mundo de los bailes latinos actual?

En constante aumento. Cada año que pasa, más gente se matricula para recibir clases de ritmos latinos.

5. ¿Y cómo lo ves en Murcia?

Murcia es uno de los sitios donde más se baila y donde más nivel hay posiblemente en toda España.

6. ¿Qué tipo de alumnos se apuntan?

De todo tipo: mayores, jóvenes, niños, jubilados, divorciados, etc.

7. ¿Por qué motivos?

Muchos y muy diversos: unos porque desde pequeños querían aprender a bailar y ahora tienen un hueco y se apuntan, otros porque se inscriben sus parejas, o porque los dejaron sus antiguos novios y novias, porque oyeron que aquí se liga, etc. 

8. ¿Qué te dicen de las clases?

Que les encantan porque lo pasan bien y todos disfrutan. 

9. ¿Hay alguna historia que te hayan contado los alumnos que han vivido gracias al baile?

Muchos alumnos vienen hundidos porque los han dejado sus compañeros sentimentales, y aquí forman nuevas parejas, por ejemplo.

10. ¿Quiénes han sido tus mentores?

Antonio Morales e Inma Pastor, de Murciafusión.

11. ¿Se puede vivir de esta profesión?

Por supuesto.


Irene Valcárcel Pérez y Pedro García Hurtado.

Irene

1. Estudios de baile 

Empecé en una academia de pequeña porque mis padres me apuntaron en ella. Más tarde intenté inscribirme en el conservatorio, pero por cuestiones laborales no pude. Luego hice un curso de formación de bailes de salón y ritmos latinos en la escuela Orthos, situada en Alicante, pero llevo bailando toda la vida.

2. ¿Cómo empezaste en el mundo del baile?

Empecé de pequeña en la academia, y más tarde ejercí como profesora de flamenco. Conocí el mundo de los bailes latinos gracias a una compañera de la academia, que era profesora también. Empezamos a ir las dos a un local donde se practicaban estos bailes, y me encantaron. Más adelante dejé todo por el baile.

3. ¿Qué te aporta?

De pequeña me aportaba felicidad cuando estaba triste, y hasta hace 2 meses lo compaginaba con mi trabajo como administrativa, pero ahora vivo completamente del baile y me aporta todo.

4. ¿Cómo ves el mundo de los bailes latinos actual?

Cada vez se conoce más este mundo, todo el mundo baila... Adonde vayas todo el mundo sabe de salsa y quiere aprender.

5. ¿Y cómo lo ves en Murcia?

Cada día hay más gente interesada en esta actividad. 

6. ¿Hay alguna diferencia en el baile con respecto a otros lugares?

La única diferencia la percibo en la forma de bailar.

7. ¿Qué tipo de alumnos se apuntan?

De todo tipo: mayores, jóvenes, gente con pareja, etc.

8. ¿Por qué motivos? 

Por diversos motivos, pero sobre todo porque por un lado es una manera muy fácil de conocer gente nueva, y por otro porque mucha gente tiene problemas que cuando están en clase olvidan por completo.

9. ¿Qué te dicen de las clases?

Que les aportan felicidad y alegría.

10. ¿Quiénes han sido tus mentores?

Antonio Morales e Inma Pastor, de Murciafusión.

11. ¿Se puede vivir de esta profesión?

Sí, totalmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario